La decodificación y la comprensión en la lectura


Cuando se habla de lectura suele entenderse en distintos sentidos. En El Astillero Libros hacemos diferentes actividades que fomentan la comprensión de lectura, y sabemos que las ideas que se tienen acerca de esta práctica siempre se pueden ampliar.


De inicio, muchos suponemos que decodificar letras es aprender a leer. Es cierto, decimos que un niño ya lee cuando puede reconocer la representación gráfica de una letra y su sonido. También cuando esa pequeña persona toma conciencia de que las letras forman palabras, y que éstas representan objetos, personas o ideas en el mundo.





Aprender a decodificar las palabras es indispensable para movernos en el mundo. Pues entonces entendemos un anuncio, un letrero de autobús o señalética, un aviso publicitario, etc. Poco a poco entendemos el lenguaje figurado o metafórico. Sin embargo, saber decodificar palabras es solo una parte de saber leer.


En años anteriores, y por disposiciones de la SEP, se pedía a los profesores de las escuelas primarias que practicaran con sus alumnos la lectura fonética. Llamamos lectura fonética al acto de leer en voz alta con buena dicción y de manera rápida. Contar palabras leídas por minuto.


Dicha práctica generó que niños y niñas pronunciaran bien las palabras pero que no comprendieran del todo lo que leían, porque estaban más preocupados de la dicción y la rapidez.


Si bien es una cualidad leer con fluidez en voz alta, no es lo más importante en el acto de leer. Se disfruta también leyendo en silencio y lo indispensable es precisamente que tengamos la capacidad de comprender un texto en distintos niveles.


Luego de que aprendemos a decodificar letras y palabras, y que llegamos a leer fluidamente debemos preocuparnos por realmente comprender lo que dicen los textos.


Te puede interesar | El Astillero Libros. Una librería independiente


¿Qué es la comprensión lectora?


Sobre comprensión de lectura se puede ahondar bastante. Por ahora podemos decir que nos ofrece la posibilidad de advertir y clasificar frente a qué tipo de texto estamos.


Si expone un tema (expositivo), si narra una historia (narrativo), si incluye lenguaje figurado o metafórico (literario), si presenta una teoría o quiere convencer de cierta hipótesis (argumentativo), si habla a profundidad de una noticia (periodístico), si presenta clausulas legales (jurídico), si da indicaciones (instructivo), etc.


Es decir, al leer es posible dialogar con el texto y hacerle preguntas: ¿Quién lo escribió?, ¿en qué fecha?, ¿qué función tiene?, ¿qué mensaje me quiere transmitir?


Así, la comprensión de lectura es un encuentro, de interacción y diálogo del lector con el texto.


Lo que significa que no tenemos que estar de acuerdo con todo lo que leemos, ni nos deben gustar todos los textos. Si más allá de decodificar las palabras o de entender aisladamente sus significados es una manera de entablar conversaciones con lo escrito, quienes nos acercamos con curiosidad a la lectura sabemos que esta actividad implica una satisfacción personal y un placer: la de encontrar algo que no sabíamos que buscábamos, la de comprender lo que es distinto o lo que hasta entonces no habíamos imaginado, y disfrutarlo.


En el blog de El Astillero Libros, tendremos oportunidad de seguir charlando sobre lectura.


Te recordamos que estamos ubicados en Av. Morelos 559 pte, en el Centro de Torreón, Coahuila.


Puedes ponerte en contacto en nuestras distintas redes sociales o en nuestro whatsapp: 871 711 22 60