• b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Square Negro

© 2016 by el astillero libros

Los niños perdidos. Un ensayo de cuarenta preguntas

August 13, 2017

 

 

Los niños perdidos. Un ensayo de cuarenta preguntas

Valeria Luiselli

Sexto Piso

$225.00

 

Utilizando su experiencia como intérprete en la Corte Federal de Inmigración de Nueva York, Valeria Luiselli nos narra la historia de algunos de los miles de niños que llegan solos desde Centroamérica a los Estados Unidos.

      "En el verano de 2014 -comienza a relatar Luiselli, se declaró en Estados Unidos una gran crisis migratoria. Hubo, por así decirlo, una explosión mediática. El número de niños que atravesaban la frontera solos, sin la compañía de adultos, aumentó notablemente y la opinión pública tomó conciencia de lo que pasaba: pero era algo que venía pasando desde mucho tiempo antes".  El Gobierno de Obama -continúa la escritora- tomó una determinación inhumana al declararlos de interés "prioritario", lo cual sólo quiere decir que a partir de entonces serían los primeros en ser deportados". A consecuencia  de la ley es que estos niños, que antes tenían un año para encontrar un abogado, pasan a tener 21 días para conseguirlo, haciendo casi imposible que se puedan quedar en Estados Unidos. Todo indicaba que la presión de la opinión pública no había tenido el efecto deseado.

     Valeria vivió de cerca su ensayo, ya que al ser la intérprete en la corte federal, ayudaba a estos niños a completar un cuestionario de cuarenta preguntas. ¿Por qué viniste a los Estados Unidos?;  ¿cómo viniste hasta aquí?, eran las primeras dos y cómo podemos imaginar todas respondían con alguna historia de terror, como lo describe Valeria.

     Muchos de estos niños provenían de zonas tan aisladas que ni siquiera el español era la lengua que podían entender. Un ensayo-testimonio-crónica-informe donde a partir de muy pocos casos se narra la terrible situación de miles de personas, y señala a varios países culpables, entre ellos Estados Unidos y México, aunque la denuncia presentada en este ensayo va más allá de nombres y gobernantes.

     Hoy, la mayoría de niños centroamericanos que llegan solos a la frontera estadounidense son inmediatamente deportados bajo una clausula cínica y siniestra denominada “retorno voluntario”, asegura. Cuando la realidad es que, citando el pensamiento de Valeria, estos niños no son inmigrantes, sino refugiados, pues los inmigrantes buscan trabajo y los refugiados, protección.

     Leído a la luz de la era de Trump, Los niños perdidos resulta fascinante. Como si esos niños hubiesen estado allí desde hace tiempo advirtiéndonos que “la tierra de los libres” no es ni libre ni progresista sino una tierra salvaje, cruel y despiadadamente esperanzadora.

Please reload

September 13, 2017

Please reload