• b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Square Negro

© 2016 by el astillero libros

¿Por qué los libros chidos están caros? Aquí todas las respuestas

 

Este domingo reflexivo en El Astillero intentaba condensar las posibles respuestas a un comentario que con regularidad nos hacen los clientes y amigxs de la librería, a veces a tono de broma, y qué se refiere a los precios de algunos libros.

     Por supuesto que la forma en que titulamos esta nota es totalmente pretenciosa y desgarbada, porque, bajo qué criterio podríamos decir que un libro es "chido", si la misma palabrita hace mofa de un argot juvenil, y corto de vocabulario. Con "chidos" nos referimos en esta caso a libros recién editados que no encontrarás jamás en los libros usados de 20 pesos, libros difíciles de conseguir en México o joyitas librescas en cuidadas ediciones, a veces ilustradas también o impresos en materiales de lujo.

     En fin, que he hecho una pequeña lista de respuestas a esta latosa pregunta. Algunos libros son "altos" en precios porque: 

*Son ediciones importadas, es decir, vienen en barco o avión desde otras partes del mundo, pagan impuestos de aduana, y tienen la conversión de dólares y/o euros a pesos, y pues ya saben lo devaluado que está nuestra moneda.

*Porque esas mismas ediciones importadas, a su vez, tienen un distribuidor en México que cubre gastos de operación: bodega, inventarios, fletes, cobros, etc., etc.

*Porque no es lo mismo pasta rústica que pasta dura, no es lo mismo un papel que otro, y porque en editoriales hay niveles de calidad.

*Porque suelen ser traducciones profesionales o ediciones críticas, es decir, libros que implican de investigadores que agregan notas al pie de página con aclaraciones e información para hacer más cercano el libro al lector en cuanto a su contexto, época, estilo, etc.

*Porque son investigaciones recientes. No es lo mismo un libro clásico de ciencias sociales que una investigación actual sobre medio ambiente, política, sociedades, etc.

*Porque son libros que jamás serán éxitos comerciales, que jamás se venderán por montones en tiendas departamentales, y de los que jamás harán una película.

 

Finalmente, la elaboración de un buen libro o de un libro "chido" requiere del trabajo de mucha, mucha gente: autores, traductores, investigadores, correctores, editores, impresores, vendedores, más empresas proveedoras de papel, de impresoras, de paquetería... la cadena es amplia, y créanme, nadie hace una fortuna en ninguna parte de dicha cadena.

     Lo que hago muchas veces con esos comentarios sobre los precios de los libros es darle la vuelta, o más bien, compararlo con otros cientos de productos en los que su margen de ganancia es del 100% en adelante, y les pregunto si sienten la misma pena al pagar una comida, un vestido o unos zapatos. Me da risa además que las frases después de escuchar un precio sean del tipo de "uy, pues cuántas páginas tienen", como si el costo se basara en el número de páginas o como si las librerías se embolsaran un buen porcentaje. Y pues sí, los libros como conocimiento, hobby o placer, cuestan, como todo.

Please reload

September 13, 2017

Please reload